Taller Libre de Proyecto Social

Cómo ser arquitecto de a pie. D. Shulman.

Selección de la charla dada por el Arq. Dante Shulman en el Centro Cultural Raíces, en febrero de 2002,
invitado por la agrupación Arquitectos de a pie de buenos aires.

(…)”a veces la sección de arquitectura del diario La Nación me sirve como espejo de una realidad impensada de la Argentina… es como abrir la revista de la SCA: es encontrar qué es lo que pasa con la arquitectura, vista, ejercida y desarrollada en forma coherente con lo que se puede esperar de la arquitectura oficial de la Argentina, de la arquitectura de los escaparates, de shoppings, de las torres, la arquitectura del poder, la arquitectura de los dueños de la arquitectura.”

(…) “el arquitecto que hizo Keops, se llamaba Imotep, no sé si alguno de ustedes tuvo oportunidad de estudiarlo en historia. Esta pirámide tiene 5000 años: hoy, los egiptólogos han hecho dibujos exactos, los historiadores de arquitectura -Choisy recuerdo- han estudiado como se transportaban los bloques en trineos que se deslizaban por las rampas en la arena de Keops. Hay cortes que indican cómo las escaleritas tenían presas de arena para que no fueran ultrajadas las tumbas del faraón, que nadie lo tocara a Ramsés. Trabajaron miles de esclavos: ¿tendrían viviendas? ¿Hay planos de las viviendas de los obreros de Keops? No quedó nada. Si alguna vez tuvieron viviendas es polvo del desierto. Ni un dibujito. ¿De qué estoy hablando? La arquitectura en ese entonces era para el faraón, para el palacio del faraón, para todo lo que necesitara el faraón, y la arquitectura así apareció en el mundo de las artes y las técnicas, son las primeras irrupciones en la historia.

(…) La arquitectura y el poder, la arquitectura y quienes construyen con sus manos, las legiones de operarios, no tienen arquitecto, ni siquiera tienen necesidades. No hay programas, no requieren nada, simplemente van y trabajan en las obras y despues se van.. y adiós, no van a la historia”.

(…) Hay una larga historia, porque no comienza acá, que tenemos que ir a buscar. Tenemos que desempolvarla y ponerla en conocimiento de nosotros, de todos los que pensaron en la arquitectura para los que necesitan. Está ahí, está en los libros de historia, está en las creaciones de los arquitectos, todo lo que tenemos que hacer es convocarla, transformarla en conocimiento, volcarla y acercarnos y aprender de los que hay necesitan. Porque tenemos que conocer las necesidades”.

(…) Los arquitectos que queremos ser “Arquitectos de a pie”, los arquitectos que queremos saber cuándo, cómo y qué pasa cuando llueve, que queremos ver la realidad y queremos meternos en la realidad tenemos que tener prudencia y humildad, pero tenemos que estudiar, podemos estudiar cómo dar respuesta: yo estoy seguro de eso. “